Consumió el incendio de Rosarito mil 740 hectáreas; 15 de ellas arboladas

* Uno de los peores incendios de que se tenga memoria, fue contenido en el rancho San Antonio, al pie del Cerro del Coronel

Crispín Garrido Mancilla / Infonort
Edición de video: Denisse Carrión

Playas de Rosarito.- Luego de consumir alrededor de mil 740 hectáreas de vegetación, de ellas 15 de zonas arboladas y el resto de pastizales y arbustos, los cuerpos de contraincendio lograron este viernes contener el incendio forestal iniciado el lunes junto al Bulevar 2000 y que mantuvo en jaque a decenas de colonias y ranchos del sur de este municipio.

viernes (2)
En el momento más complicado del siniestro, llegaron a laborar 110 combatientes, como se denomina a quienes trabajan en los incendios forestales, entre bomberos de Rosarito, Tijuana, Tecate y Ensenada; y elementos de Conafor y el Ejército Mexicano, que se desplazan a diversos sitios, conforme a protocolos ya establecidos.
La fuerza de combate se complementó con cientos de voluntarios, que se sumaron en cada lugar para auxiliar en la protección de sus vecindarios, y personas que apoyaron con agua, hidratantes y alimentos, tanto al personal de contraincendio como a las personas que resultaron afectadas en la zona del Rancho 40.
Gracias al apoyo del presidente del Club Rotario Rosarito, Rosario Castillo Zeja, quien estuvo llevando agua y alimentos a los combatientes, Infonort dio testimonio de esta lucha contra el fuego, en la que se terminó por imponer la estrategia antes de que saliera del municipio rumbo a Tecate.

viernes (10)
Sergio Montes de Oca.

El jefe de Protección de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) a nivel estatal y en este caso jefe de Incidente, Sergio Montes de Oca Ramos, informó en entrevista que el control de este incendio, bautizado como El Morro, se dificultó debido a las condiciones imperantes de vientos de Santa Ana, durante los primeros dos días.
Indicó que desde el inicio se puso en marcha el protocolo, en el que primero “nos dedicamos más a la protección de la infraestructura y de las propiedades, de manera coordinada con varias dependencias, y actualmente ya nos están favoreciendo las condiciones meteorológicas y ya tenemos un 80 por ciento de control y 60 por ciento de liquidación”.

viernes (1)

Agregó que “en otros lados no ven grandes fumarolas, pero el personal combatiente, integrado por 95 elementos, sigue haciendo labores de liquidación. Este trabajo es de mucha importancia ya que si no se hace, una pequeña chispa puede volver a reactivar el incendio. El trabajo lo están realizando diferentes dependencias para irlo cerrando hasta llegar al 100 por ciento de control”.
Explicó que el término “contener” implica que “estamos como a un 95 por ciento, ya está casi completamente cerrado el incendio y hay muy poca probabilidad de que esto se expanda en superficie. Ya el riesgo es menor de que vuelva a desarrollarse”.
Bomberos de Tijuana, Rosarito y Tecate; combatientes de la Conafor, y elementos del Ejército, trabajaban este viernes en los muchos focos que había aún encendidos, principalmente troncos de árboles, ya fuera de pie o en el suelo, que se encontraban en brazas y despedían poco humo, pero podían saltar las brechas hechas a pala y rastrillo para frenar el avance del fuego en la hojarasca.
Por eso se trataba de sofocar la combustión lenta arrojando a las brasas tierra con palas y en los casos en los que no se apagaba, procedían a hacerlo mediante chorros de agua, que formaban nubes de ceniza blanca.
Esta labor se hacía en el rancho San Antonio, propiedad de don Lupe Pérez, el dueño del restaurante El Nido, donde los combatientes se adelantaron para hacer brechas en la hojarasca, que disminuyeron la intensidad del fuego y permitieron contenerlo, para proceder enseguida a su “liquidación”, que es lo que hacían este viernes.
Respecto a los daños, Montes de Oca Ramos apuntó que “tenemos una superficie aproximada de 15 hectáreas de arbolado adulto, principalmente encino, y en total una superficie de mil 740 hectáreas, de las cuales mil 725 son de pasto y chaparral, que no causa mucha afectación al ambiente. Es una vegetación que se recupera con las lluvias que se presenten posteriormente”.

viernes (3)

Negó que el incendio haya avanzado más por falta de apoyo externo, ya que desde el inicio quedó a cargo la Conafor y se aplicó el protocolo correspondiente: “Desde el momento en que inició este incendio se estuvo trabajando de manera coordinada con Bomberos Rosarito y Bomberos Tijuana. “Muchas veces la sociedad desconoce las actividades que se hacen en campo porque, por ejemplo, ahorita tenemos 95 gentes y no las podemos ver. Se encuentran distribuidas en la línea de fuego haciendo trabajos de liquidación y ya no se ve humo.
“La misma sociedad dice ‘ya pasó’, pero la actividad sigue. Después de que inició esta contingencia todo se fue dando de acuerdo a protocolos que se tienen en el Comité Estatal de Protección contra Incendios Forestales, para trabajar de manera coordinada entre los tres niveles de gobierno y la misma sociedad”.
El funcionario federal reconoció que “los voluntarios, la gente local que nos apoya, para nosotros es muy importante. Como ellos no cuentan con equipo de protección personal, les pedimos que hagan una labor de menor riesgo y si en algún momento podemos ver que nos pueden apoyar en diversas actividades, nosotros mismos ya vemos que se sumen otros, son más brazos, más apoyo.

viernes (9)
Ejército, Tijuana, Rosarito, Conafor y Ayuntamiento, en el operativo.

“En todos los puntos hubo muchas personas voluntarias que estuvieron con nosotros, cerca del carro de bomberos, en la línea de fuego, se estuvo trabajando de manera coordinada con ellos”.
Respecto al tiempo de extinción total del incendio, Montes de Oca afirmó que “ese tiempo nosotros no lo podemos decir. A veces las condiciones son variables. Creemos que en uno o dos días podamos cerrar completamente. Seguramente mañana se siga viendo casi completamente terminado, pero nosotros aunque ya no se vea humo seguiremos haciendo labores uno o dos días”.
Comentó que el de Rosarito no fue el único incendio de estos días: “Ayer (jueves) estuvimos atendiendo tres incendios más por el lado de Ensenada, un incendio en San Isidoro, otro en El Chorrito y otro en Valle de Bravo”.

viernes (7)
El clima, dijo, podría ayudar, pues se prevé una reducción de la temperatura de dos a tres grados en los siguientes días, “hay posibilidad de nublados, que eso nos va a ayudar con la humedad ambiental, que nos favorece. En días pasados bajó como a 12 por ciento la humedad relativa ambiental, (y en esas condiciones) cualquier pequeña chispa es difícil el control”.
Apuntó que a consecuencia de este gran incendio hubo una persona lesionada y dos viviendas destruidas, y recomendó a la población abstenerse de quemar basura, ya que el 60 por ciento de los incendios tienen ese origen y el resto es por colillas de cigarro encendidas, fogatas o intencionalmente.

viernes (8)
Héctor Castelán

APOYO CIUDADANO
Por su parte, el director de Bomberos de Rosarito, Héctor Castelán Medina, reiteró que “en este tipo de trabajos siempre nos tenemos que coordinar. La Conafor nos reúne y nos empieza a coordinar a todas las dependencias. En este tipo de incendios que se salen de control, que son de dimensiones grandes, trabajan todas las dependencias”.
Destaco que la ciudadanía “nos ha estado apoyando de una manera u otra, con suministros, agua, alimentos, y vamos a continuar aquí hasta que esto quede controlado en su totalidad”.
Recordó que “desde el primer día la Conafor llegó al lugar y se empezó a trabajar en todos los puntos, principalmente en la logística. Empezar a reunir todas las brigadas y empezar a trabajar. Esto lo hacemos en Tecate, en la sierra San Pedro Mártir, en Tijuana, en el momento que se requiere, pero el soporte básico siempre lo tuvimos por parte de Conafor”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: